sábado, 30 de mayo de 2009

Lagunillas histórica: el gran mural de Ciudad Ojeda



Omar Bracho
Cronista de Lagunillas

En el año de 1962 fue concluida la construcción de un elevado cilindro de concreto, diseñado a semejanza de tanque para auxiliar el sistema de suministro de agua potable hacia el área del barrio Las Morochas de Ciudad Ojeda.
El gobierno del presidente Rafael Caldera en su primer periodo, había guiado el proyecto para satisfacer una de las necesidades básicas en materia de servicios asistenciales a la comunidad del importante núcleo poblacional Las Morochas formado antes que la Ciudad Ojeda creada por el general Eleazar López Contreras para alojar a los habitantes de Lagunillas de Agua y Tierra seriamente amenazados por situaciones de orden físico, social y de salud que se acentuaron en la década de los treinta.
La enorme mole cilíndrica registró una leve, pero muy peligrosa inclinación, y fue relevada de su finalidad para permanecer durante 30 años, como ofrenda del despilfarro involuntario que en muchas oportunidades han incurrido los gobiernos de este generoso país.
El economista Édinson Martínez, imbuido en la tormenta política desencadenada en Venezuela como resultado del derrocamiento de severas dictaduras, pero identificado desde su vida de infante en la Tasajeras de históricos recuerdos, ideó la transformación del dañado cilindro de concreto a una obra pictórica que pudiera convertirse en símbolo de la regia tradición cultural de nuestra Lagunillas creciente.
Con esa idea positiva se creó, en octubre del 1991, la Asociación Cultural Ojeda 2000, presidida por el entonces concejal Édinson Martínez, institución que puso en marcha el proyecto del Gran Mural de Ojeda y que además agrupó a diferentes personalidades inclinadas por actividades culturales e históricas que ayudaron a impulsar la obra.
El laureado pintor nacional Manuel Vargas fue escogido para dirigir la ejecución de esta magnífica realización cultural arrancó con el proyecto en febrero del año1992 hasta la culminación de la etapa inicial, la más importante, constituida por la cobertura pictórica de todo el tanque y la realización de oficinas y varios anexos exteriores e interiores.
Esta primera fase de todo el proyecto cultural referido al Mural de Ciudad Ojeda, se ha extendido hasta la creación de instalaciones interiores donde podrán realizarse reuniones conexas con la cualidad del elemento y está previsto así mismo un desarrollo exterior urbano que le daría a Ciudad Ojeda una presencia urbanística de mayor calidad, nacional e internacional, entre otras la ejecución de pasarelas aéreas circundantes y de un bulevar de enorme atractivo turístico y para la constante recreación colectiva que tanto necesita y reclama esta ciudad lanzada a la conquistas continua de progreso y calidad de vida.
La importante obra pictórica, atractivo de interés nacional, visitada por misiones extranjeras y de todo el país fue realizada bajo la dirección del plasticista Manuel Vargas acompañado por Roberto Rincón y un grupo de trabajadores en todo el espacio del enorme cilíndro de 42 metros y medio de altura y una circunferencia de 50 metros.
El cilindro que en su espacio interior tiene una capacidad de 3 metros con 75 centímetros cuadrados es utilizado en la actualidad para la celebración de conferencias y otras actividades culturales y sociales.
Es en realidad el Mural Más Grande del Mundo y su utilización será multiplicada con muchas otras obras de actividades culturales, sociales, comunitarias, educativas, religiosas y hasta gubernamentales.

6 comentarios:

  1. Hola Iraima, te felicito por este blog, es una informacion valiosisima y muy necesaria... exitos...

    ResponderEliminar
  2. Hola... estoy descubriendo este agradable sitio.
    Gracias.
    En el año de 1959 nos pasamos a vivir en Ciudad Ojeda. En 1961 estudié en el Grupo Escolar Nacional Ciudad Ojeda, de reciente construcción. Una hermosa edificación que hubo que compartir con el liceo ya que éste no teníe edificio propio.
    Todo alrededor era verde porque no habían muchas casas. Ahora vivo en otro país y estoy tratando de localizar el lugar donde se encontraba mi antigua y bella escuela.
    El director acostumbraba a poner música venezolana, especialmente valses,que amplificaba desde la dirección hacia los pasillos.
    Recuerdo algunos docentes como Cecilia Bencomo y
    el maestro Atilio, otros que se me escapan de la memoria.
    En la plaza Ojeda había retreta una vez por semana, también era el lugar para patinar o para festejar el carnaval de la comunidad. El tanque del agua estaba ubicado a un lado y no al centro como se ve en la foto. Gracias Iraima por ayudarnos a recordar épocas pasadas.

    ResponderEliminar
  3. hola, yo tambien vivi por 10 anos en lagunillas y ahora vivo en e.e.u.u pero si recuerdo claramente ese tanque ya que es un icono de la ciudad como muchos en otras ciudades del mundo

    ResponderEliminar
  4. Exelente tu trabajo ciudad Ojeda es y sera siempre un lugar acojedor y de calido sentir para todo aquel que la visite su gente su cultura y su idiosincracia la identifica la Ciudad de los Ricos espiritual y secularmente.//

    ResponderEliminar
  5. soy jose escalona recidente de ciudad ojeda bello tu trabajo iraima

    ResponderEliminar
  6. yo vivia en turiacas y fui reubicado a ciudad urdaneta del danto y quisiera ver algunas fotos de mi natal barrio ....

    ResponderEliminar

¡Bienvenido!
Déjame tu comentario.
¡Por favor! Pon tu nombre y apellido
Los comentarios anónimos o insultantes no son permitidos y serán borrados.
¡Gracias por tu atención!
Espero que el contenido de este blog sea de tu agrado. Siempre regresa a dar un vistazo.