martes, 5 de febrero de 2013

Motivaciones intrínsecas y extrínsecas en el trabajo


Iraima Rivera
Son las 5.00 de la tarde, tomas tus pertenencias y deseas que las paredes de tu oficina desaparezcan para salir raudo a tu hogar. Si estás pensando de esa manera es una señal inequívoca de que tu trabajo no te agrada mucho.
Te has preguntado en algún momento ¿Qué es la motivación en el trabajo?
Vamos a examinar la complejidad de la cuestión desde la perspectiva de la motivación extrínseca, como primer punto, citando a Kenneth Thomas. Él asegura que “cuando las organizaciones solamente deseaban que los trabajadores acatasen las normas, lo compraban con dinero y otros beneficios tangibles. En el lenguaje de la teoría de la motivación, éstas son recompensas extrínsecas. (…) Incluyen, entre otros, salarios, bonos, comisiones, privilegios, beneficios y premios monetarios. (…).”
Las recompensas extrínsecas eran la solución fácil para motivar en la era del acatamiento.” p. 23
El autor asegura que los mandos directivos sólo supervisan estrechamente a los trabajadores para determinar si las normas se cumplen. Con esto se desmorona en el empleado la voluntad de cometer acciones por compromiso o iniciativa propia y la situación se transforma en una especie de asfixia que es controlada para dar recompensas o negarlas.
Desde otra óptica, no se está buscando que el personal brille y demuestre su lado inteligente.
Dos lados de la motivación
Ilustremos las implicaciones de las motivaciones extrínsecas e intrínsecas con un ejemplo llano. Un trabajador que pertenece al ámbito sindical cuando exterioriza sus preocupaciones por el incumplimiento de las clausulas contractuales, deja traslucir su motivación extrínseca en su discurso.
Ahora bien, cuando el sujeto siente que está demostrando sus destrezas en su empleo y que está ayudando, a eso se le puede catalogar como motivación intrínseca. La dualidad de los términos se puede establecer en expresiones de trasfondo y primer plano. Está claro que los dos tipos de motivación se apoyan mutuamente.
Hay que resaltar que la extrínseca posee en algunos casos un carácter individual y en la intrínseca la persona busca la consecución de sus metas y lo hace por placer.
Thomas asegura que el apasionamiento por el trabajo es importante y que además te energice. En pocas palabras es necesario darle un apellido a estas descripciones y el más apropiado es la autogestión, la cual implica mayores niveles de iniciativa y responsabilidad que no ofrecen las recompensas extrínsecas.
¿Me voy? o ¿Me quedo?
El dilema asalta la psiquis del empleado cuando las labores son rutinarias e insatisfactorias. El efecto es desbastador en la voluntad del trabajador quien lucha con dos corrientes internas, una es dimitir y la otra le susurra al oído que no abandone su puesto de trabajo. Como consecuencia de esta pugna se quebrantan su lealtad, obediencia y el rendimiento empieza a decaer.
Al suceder lo antes relatado los buenos trabajadores se resisten a quedarse en puestos no gratificantes, y es evidente que algunas organizaciones no pueden con el coste de contratar y entrenar nuevos empleados.
A este respecto, cómo evitamos que el personal renuncie. La interrogante se responde con los siguientes planteamientos:
-La comunicación asertiva entre los directivos y los miembros del equipo debe ser robustecida cada segundo.
-Ser cortes y cordial son las claves para evitar los malentendidos.
-Valora a tus compañeros en su exacta dimensión.
-Recuerda que las personas que trabajan contigo tienen personalidades diferentes y debes saber negociar para hacer que el grupo deje de ser heterogéneo y se transforme en homogéneo.
-El respeto es un valor esencial que se debe propugnar para mantener el buen talante de las relaciones interpersonales.
En fin no olvidar el tema de la motivación que es esencial para el éxito, la longevidad de las organizaciones y la permanencia de los empleados.

Fuente: Thomas, Kenneth. La motivación intrínseca en el trabajo. Editorial universitaria Ramón Areces. 2002. Madrid. España. pp. 128

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenido!
Déjame tu comentario.
¡Por favor! Pon tu nombre y apellido
Los comentarios anónimos o insultantes no son permitidos y serán borrados.
¡Gracias por tu atención!
Espero que el contenido de este blog sea de tu agrado. Siempre regresa a dar un vistazo.