sábado, 9 de febrero de 2013

Lagunillas histórica: con sangre de los primitivos se ungió bautizo de Venezuela



Omar Bracho
Cronista de Lagunillas

Durante el trajín del año 1498, las cristalinas y dulces aguas del lago de Maracaibo, conocido entonces como el Coquivacoa, fueron cortadas por las goletas españolas capitaneadas por Alonso de Ojeda y Américo Vespucci.
Los curtidos y ansiosos navegantes pasaron su sádica visión sobre el legendario caserío de hermosos palafitos que alojaban a familias indígenas pobladoras de la superficie del gran lago .una imagen miniaturizada de la hermosa Venecia europea se planto en sus cerebros para que dieran origen al nombre de Venezuela que adopto nuestra hermosa pero muy maltratada nación.
El bautizo de nuestra patria fue ungido con sangre de aquellos inocentes primitivos, salvajemente agredidos por los tripulantes de esas naves, tras una supuesta orden del capitán Alonso de Ojeda quien exigía el secuestro de las hermosas doncellas del poblado, para llevarlas como obsequio al rey de España y sus cortesanos preferidos.
Aquel paradisíaco paraje, a mediados del siglo XVII existía como Lagunillas, una floreciente comunidad indígena, montada sobre el Lago de Maracaibo, en vecindad a La Gran Ciénaga, cerca de la desembocadura del río Paraute, conocido después como el río de Pueblo Viejo.
El obispo católico Mariano Martí Stadella en una relación, hoy histórica que él escribió de su visita al poblado de palafítico y describió las principales características de la primitiva comunidad construidas por los indígenas en el Lago de Maracaibo. Destacando la existencia de una población conformada por 291 personas integrantes de las 64 familias que ocupaban 38 casas levantadas sobre fuertes horconaduras y estacas profundamente hundidas en las arenas del lago.
Las unidades básicas de esa división político territorial fueron la provincia y el cantón. La provincia de Maracaibo la conformaban los cantores de Maracaibo, Perijá, San Carlos, Gibraltar y Altagracia.
El Congreso constitucional decreta la formación de planos de las provincias de Venezuela, con sus respectivas noticias de la geografía, la física, y estadística, labor que recae sobre el coronel Agustín Codazzi.
El 14 de diciembre los representantes de Venezuela y a Nueva Granada (hoy República de Colombia), don Santo Michelena y don Lino Pombo respectivamente, firmaron en Bogotá un trato de amistad, alianza, comercio, navegación y límites. En 1981 una nueva división político territorial eleva a once provincias a Venezuela; Apure, Barcelona, Barinas; Carabobo, Caracas; Coro, Cumaná, Guayana, Margarita, Maracaibo y Mérida. La provincia de Maracaibo contaba con ocho cantones Maracaibo, Perijá, Zulia, Gibraltar, Altagracia, Escuque, Trujillo Y Boconó. El cantón de Gibraltar estaba dividida en seis parroquias: Gibraltar, San Pedro, Celba Grande; Celbita, San Timoteo y Lagunillas, se desprende Trujillo de Maracaibo y se convierte en provincias.
Para 1832 Venezuela quedó dividida en tres distritos judiciales, Oriente, Con capital de Cumaná; Centro con capital de Valencia; y Occidente con capital de Maracaibo (incluye las provincias de Maracaibo, Coro, Trujillo y Mérida)
Se concluye en 1833 el proyecto de tratado de Pombo-Michelena que acuerda un alinea de compromiso la cual divide a la guajira en dos, con una línea de Chichivacoa a la Teta de la Guajira.
En el año 1835 Venezuela estaba dividida en 13 provincias; Apure, Barcelona, Barinas, Barquisimeto, Caracas, Carabobo, Coro, Cumaná, Guayana, Maracaibo, Margarita, Mérida y Trujillo.
La provincia de Maracaibo estaba dividida en seis Cantones y 20 parroquias Maracaibo, Cantón Maracaibo, parroquia Santa Bárbara, San Juan de Dios, Cañada y Sinamaica.
Cantón San Carlos del Zulia, parroquias San Carlos del Zulia, Pilar, Santa Rosa y Santa Cruz; Cantón Gibraltar, parroquia Gibraltar, Bobures, San Pedro, Celba, Celbita. Cantón Perijá, parroquia Perijá; y el cantón Altagracia, parroquia Altagracia, Santa Rita, Cabimas, Lagunillas y Ziruma.
La Nueva Granada aprueba el tratado Pombo Michelena, pero el Congreso venezolano lo rechaza, insistiendo en que el límite partía desde el Cabo de la Vela.
El 23 de febrero de 1841 el Congreso de la República le concede al coronel Agustín Codazzi un empréstito de 500 pesos para cubrir los costos de la impresión y grabado que el poder ejecutivo le encargo en virtud del decreto del congreso de 1830.
La primera edición del atlas físico y político de la República de Venezuela de Agustín Codazzi es publicado en París. Establece como punto de partida el límite entre Venezuela y al Nueva Granada (Colombia) el Cabo de Chivacoa a los 120 15´ 15” latitud N, 4017´15” longitud de Caracas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenido!
Déjame tu comentario.
¡Por favor! Pon tu nombre y apellido
Los comentarios anónimos o insultantes no son permitidos y serán borrados.
¡Gracias por tu atención!
Espero que el contenido de este blog sea de tu agrado. Siempre regresa a dar un vistazo.