martes, 5 de febrero de 2013

Del idioma lo que me acomoda


Iraima Rivera

[El 23 de abril se conmemora el Día del Idioma y del Libro]

En días pasados estaba observando un programa en la televisión y el entrevistado en el programa era el profesor Alexis Márquez –no voy a exponer su currículo porque me ocuparía varias hojas de lo extenso que es- el notable hombre comentaba ciertas situaciones que se deben al uso correcto del español y las dudas de los televidentes eran resueltas por el ilustre letrado.
Comencemos a explicar algunos de los argumentos que se exponían, como por ejemplo: género no es igual a sexo ¿Por qué? Esto se debe a que género es una propiedad de los nombres y los pronombres que tienen carácter inherente y produce efectos en la concordancia con los adjetivos.
En pocas palabras las personas no tenemos género, tenemos sexo, aclaraba.
Además, surgió en la plática la expresión “violencia de género”, asegura Márquez que es incorrecta porque la violencia la cometen los individuos. En nuestra lengua se debe decir “violencia sexual” o “violencia doméstica”.
Las reiteraciones
No podemos dejar de mencionar las reiteraciones innecesarias, para ilustrar el punto “los niños y niñas sufren de…” Eso se llama circunloquio o circunlocución podría definirse como una “perífrasis, manera de hablar en la que se expresa el sentido de una palabra de una forma imprecisa e indirecta” el concepto fue tomado del diccionario Larousse de la lengua española.
Los criterios básicos de cualquier idioma es la economía y simplificación hay que evitar el desdoblamiento del sustantivo en masculino y femenino. Cometer este error hace que el español se empobrezca y es un tanto necio hablar de ese modo.
Comenta Francisco Rodríguez Adrados que “el género común es útil, evita pérdidas de tiempo y sintetiza abarcando ambos géneros y ambos sexos. Así es más económico decir cuando traducimos el Evangelio, dejad que los niños se acerquen a mí, que decir los niños y las niñas”…
La arroba
Vamos a explicar ¿Qué es la arroba? Según expone Wikipedia:
“Es el símbolo que se utilizaba para representar la unidad de masa llamada arroba: @. Una arroba equivale a la cuarta parte de un quintal y procede del árabe الربع (ar-rubʿ) cuarta parte (a su vez proveniente del hebreo arba, 4) un cuarto de quintal, es decir 25 libras, masa equivalente a 11,502 kg – 12,5 kg en Aragón”.
“En la actualidad es muy conocido por los usuarios de informática pues se utiliza para indicar «en» (at en inglés) en las direcciones de correo electrónico y otros servicios en línea que utilizan el formato usuario@servidor”.
“En inglés se utiliza como reemplazo de la preposición «at», como en la frase: «100 psi @ 2000 rpm» (100 libras por pulgada cuadrada a 2000 revoluciones por minuto)”
“En construcción se utiliza en la interpretación de planos, con el significado a cada para expresar cantidades, (ejemplo 5 varillas @ 0.20 m. o a cada 20 centímetros)”
Luego de la extensa explicación debo decir que este símbolo se usa para hacer alusión a los dos sexos como recurso gráfico para amalgamar en un solo vocablo el masculino y femenino del sustantivo.
La situación es inaceptable porque la arroba no es un signo lingüístico y esto rompe la normativa del idioma. Un modelo del uso de la arroba es este los niñ@s jugaban con los cachorros, emplear esta fórmula unificadora es una inconsistencia.
Los conceptos emitidos quedan a su consideración y estudio. En una clase que asistí con el profesor Antonio Franco decía que nadie habla mal o bien el español que simplemente hacemos uso del idioma en forma individual, pero respetemos las reglas para su uso exacto y una sana evolución de la lengua.

1 comentario:

  1. MIMA! ME PARECE MUY INTERESANTE TU PUBLICACION CREO Q DE ESTA MANERA CULTIVAMOS NUESTROS CONOCIMIENTOS......

    ResponderEliminar

¡Bienvenido!
Déjame tu comentario.
¡Por favor! Pon tu nombre y apellido
Los comentarios anónimos o insultantes no son permitidos y serán borrados.
¡Gracias por tu atención!
Espero que el contenido de este blog sea de tu agrado. Siempre regresa a dar un vistazo.