miércoles, 31 de agosto de 2011

Lagunillas histórica: el decreto de Ciudad Ojeda

Omar Bracho 
Cronista de Lagunillas

El 19 de enero de 1937 el general Eleazar López Contreras, para entonces Presidente de los Estados Unidos de Venezuela, en épocas de la República de Venezuela, emitió el Decreto de Construcción de Ciudad Ojeda para reubicar a los pobladores de Lagunillas de Agua y Tierra.
Lagunillas, hermosa aldea primitiva de palafitos cuya presencia en el lado de Maracaibo al paso de los conquistadores aventureros de la época colonial dio origen al nombre de Venezuela, cuando los navegantes expresaron la sorpresa de una semejanza miniatura del poblado con elegante y sobria Venecia Europea, fue erigida como parroquia del Cantón Altagracia por Decreto Legislativo del 28 de abril del 1856, padecía para la década de los 30 una situación de crisis, cuando apenas se había iniciado la explotación y exportación de la industria petrolera en lo que se conocía para la época como la Bolívar Coast Field hoy Costa Oriental del Lago.
El presidente del estado Zulia, Vicente Pérez Soto, le comunico al Jefe de Estado acerca de la postración, ruina y peligro que existía para la población de Lagunillas de Agua y de la Tierra que se había formado por la afluencia de foráneos, nacionales y extranjeros atraídos por el descubrimiento de ricos yacimientos de petróleo en el Zulia relación fortalecida con los necesarios criterios de profesionales lo que influyó para la decisión del histórico decreto.
Los pobladores de la comarca palafítica enfrentaban continuos rigores y constantes peligros de males infecto contagiosos, el hacinamiento alcanzaba índices de intolerancia.
Se recordaba con gran temor el reciente incendio registrado a mediados de 1928 que providencialmente no pasó de las viviendas afincadas muy cerca del poblado de tierra sin que se registrara daños a personas, pero seguía pendiente la advertencia o supuesta premonición que emitió un cura doctrinario cerca de un severo castigo celestial al desborde y la herejía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenido!
Déjame tu comentario.
¡Por favor! Pon tu nombre y apellido
Los comentarios anónimos o insultantes no son permitidos y serán borrados.
¡Gracias por tu atención!
Espero que el contenido de este blog sea de tu agrado. Siempre regresa a dar un vistazo.