jueves, 2 de febrero de 2012

Asertividad en la comunicación



Iraima Rivera

La persona no asertiva muestra una falla de respeto por sus propias necesidades y su meta es aplacar, pacificar y evadir conflictos”.

La comunicación asertiva es un tema poco explorado y está revestido de una importancia que abarca las conexiones intrapersonales e interpersonales del ser humano. Esta forma de entablar relaciones cordiales es de relevancia absoluta entre familiares, amigos y compañeros de labores.
Vamos a revisar entonces sin tanto preámbulo qué son estos términos. Sostiene América Anguiano sobre los vocablos que “es la relación con nuestra consciencia de nosotros mismos primero, de quienes nos rodean, y del medio en que nos desenvolvemos”.
También podríamos agregar que el Diccionario de la Real Academia Española define etimológicamente la palabra asertivo de aserto, la cual, proviene del latín assertus y quiere decir "afirmación de la certeza de una cosa".
Partiendo de estas aseveraciones podríamos entonces decir que para aprender a ser asertivo debemos ser honestos primero contigo mismo, luego con los demás, directos y ejercer nuestros derechos personales sin negar los de los otros.
En consecuencia la base de la aserción en una comunicación mutua, diaria y recibir respeto. Todas estas razones indican que actuar de este modo te da libertad emocional.
¿Qué implica ser asertivo?
Comenta América Anguiano que este tipo de personas son comunes y corrientes y pasan por desapercibidos hasta que se encuentran frente a una situación que amerite negociar, entonces se destacan por:
Libertad de expresión
Comunicación directa, adecuada, abierta y franca
Facilidad de comunicación con toda clase de personas
Solicitar lo que desean con claridad
Asumir riesgos calculados
La asertividad puede ser innata y aprendida
Saber lo que quiere
Asegurarse de ser justos
Mantenerse calmados
Acepta la crítica y el elogio con ecuanimidad
Expresa elogios y afecto abiertamente
Ventila constructivamente sus emociones negativas
Las afirmaciones anteriores describen el siguiente ejemplo: una trabajadora recibe una petición de su jefe, éste le plantea la ulterior situación.
-¡Buenos días!, Luisa, ¿cómo estás hoy?
-Necesito que me hagas un informe de ventas de 2009
-Me lo ha solicitado la dirección para la reunión de mañana y yo estaré fuera todo el día.
-¿Qué te parece?
-Avísame si necesitas ayuda o alguna información.
Por favor!, envíamelo por correo antes de las 10.00 de la mañana.
Esta muestra de un diálogo afable es el deber ser de las relaciones humanas. Circunstancias similares sería lo ideal en los núcleos familiares y círculos sociales.
Ejerce tus derechos
El autor Jakubowaki explica que “la aserción implica defender los derechos y expresar pensamientos y creencias en forma honesta, directa y apropiada, sin violentar los derechos de los demás.
En virtud de estas palabras en necesario exponer que los criterios de hombres y mujeres en los ámbitos laborales hasta personales en repetidas ocasiones son vulnerados por figuras autoritarias que desdeñan la opinión de su semejante.
Una imagen clara de la fragilidad de estos preceptos es cuando el jefe del Gobierno, Gobernador, Alcalde, es decir, cualquier persona que posea responsabilidades en una organización o grupo familiar se maneje con modos intransigentes hacia sus acompañantes. En el peor de los casos los caricaturiza y las ideas planteadas por ellos son desechadas por considerarlas fútiles.
Si te encuentras sumergido en un escenario de despotismo sistemático lo primero que debes hacer es romper con el silencio. Conversa con el individuo que te reprime y hazle entender sin demostrarle ansiedad e irrespeto lo incómodo que te sientes ante su maltrato. Muéstrate firme, con un discurso armado de palabras sencillas y lleno de madurez con esto podrás lograr que el abusador cambie su conducta hacia ti y por asociación el ambiente laboral y del hogar mejorarán.
Recuerda que siempre debes propiciar la cordialidad, tolerancia, honestidad y generosidad como valores fundamentales para transformar a la sociedad en un respiro de brisa fresca y no en una borrasca de aires turbios.
¿Cómo comunicarse efectivamente?
A continuación les expongo una serie de aspectos que debemos tomar en cuenta para lograr la meta de una comunicación efectiva:
Comunicación asertiva no verbal
Cuerpo firme sin parecer rígido
Postura relajada
Mirar a los ojos (no demasiado fijo porque se interpreta como agresividad)
Sonreír levemente
No acercase excesivamente a la otra persona. Invade su terreno personal, lo que incomoda.
En palabras llanas esto se traduce en que debes cuidar tu lenguaje corporal, este debe ser cónsono con lo dicho verbalmente. Por otro lado, no transgredas el espacio del otro como tocándolo repetidas veces o abrazarlo con rudeza.
Si vas a dirigirte hacia una persona no lo mires fijamente porque lo interpretará como una mirada acusadora o acosadora.
Una manera de iniciar una comunicación sana es sonriendo, muéstrate confiado mediante una postura relajada y amable.
Estos consejos te servirán cuando quieras conseguir empleo o si ya lo tienes, practícalo en tu oficina. Adicionalmente te proporcionarán una calidad de vida familiar óptima y te convertirás en una persona con una filosofía de vida positiva que te dejará como ganancia la consideración y aprecio de tus semejantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenido!
Déjame tu comentario.
¡Por favor! Pon tu nombre y apellido
Los comentarios anónimos o insultantes no son permitidos y serán borrados.
¡Gracias por tu atención!
Espero que el contenido de este blog sea de tu agrado. Siempre regresa a dar un vistazo.