lunes, 22 de octubre de 2012

Tuits deep y una historia corta: la adolescente desesperada

[3]
Iraima Rivera
Los cambios no se dan solos. Hay que trabajar para que se hagan realidad.
Que fácil es juzgar a una persona solo por su apariencia. Detente un momento a conocerla y verás que es muy distinta internamente.
Recuerda: a veces hay que darle un empujoncito a la vida para ver concretados tus sueños.
Yo aprendí que la vida es corta. Por eso no me doy mala vida.
Recuerda: tienes derecho a cambiar de opinión.
Trabaja duro por lo que quieres.
El peor error que puedes cometer es pretender ser alguien que no eres.
Tú eres el arquitecto de tus sueños.
Historia corta
En un lugar de Ciudad Ojeda una chica que no debe pasar de los 16 años, sostiene la mano de su pequeña, de unos 2 años de edad.
La pequeña llora sin parar y le pide a su madre que la cargue. En el rostro de la adolescente se marca el cansancio de malas noches. Ella hace el esfuerzo de cargarla, pero su gran abdomen no le permite tomarla en brazos.
Se desespera y le grita a su hija que se quede tranquila que ya van a llegar a su casa.
¿Cómo será el hogar de esas dos niñas? Tanto madre e hija aún no tienen la madures necesaria para afrontar las vicisitudes de la vida.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenido!
Déjame tu comentario.
¡Por favor! Pon tu nombre y apellido
Los comentarios anónimos o insultantes no son permitidos y serán borrados.
¡Gracias por tu atención!
Espero que el contenido de este blog sea de tu agrado. Siempre regresa a dar un vistazo.