martes, 5 de febrero de 2013

Ciudad Ojeda surgió entre las cenizas de Lagunillas de Agua



Iraima Rivera

Ciudad Ojeda enclavada a las orillas del majestuoso Lago de Maracaibo. Tiene un no sé qué -bueno vamos a darle nombre, un encanto- el cual hace que las personas que la visitan se queden a vivir en ella.
Muchos citojenses concordarán conmigo en que la existencia no es tan ajetreada aquí como en la capital del estado Maracaibo y la posibilidad de estar tranquilos marca diametralmente la diferencia entre ambas.
Primer encuentro
Vamos a recordar el año de 1499, el calendario marcaba el 24 de agosto, Alonso de Ojeda había recorrido La Península de la Guajira y ese mencionado día logró divisar la entrada del Lago de Maracaibo.
Vio unas chozas construidas con troncos sobre el agua que se asemejaban a la ciudad de Venecia, a la cual llamó San Bartolomé por haberla descubierto en esa fecha. A partir de ahí la población de esas pequeñas comarcas indígenas sufrieron el fenómeno de la transculturización y el producto de la mixtura entre las razas blanca, negra e india generaron las costumbres distintivas del citojense.
Nació Ciudad Ojeda
Apartándonos un poco del contexto anterior, les voy a narrar la historia de la fundación de Ciudad Ojeda.
Transcurría el año de 1937, el general Eleazar López Contreras, mediante un decreto creo este poblado sobre vasta extensiones de tierra virgen que empezaban a ser explotas para la producción petrolera. La fecha exacta el 19 de enero.
Por otro lado, hay un detalle en este relato que es un poco doloroso para las personas que lo vivieron. La consolidación del asentamiento en esos terrenos se debió a una tragedia que sucedió el 13 de noviembre de 1939, las infernales llamas producidas por un accidente que sufrió una meretriz caraqueña quien era la propietaria del bar Caracas llamada Alicia Mendoza, originó un voraz incendio que consumió los palafitos de Lagunillas de Agua en cuestiones en pocas horas.
Me comentó en una de tantas oportunidades que conversaba con don Omar Bracho, que la mujer intentó encender una lámpara a combustión de gas para iluminar el negocio y al hacerlo el fuego le envolvió sus manos. Herida lanzó el artefacto por la ventana.
La actividad petrolera en la zona había dejado una espesa nata del hidrocarburo flotando sobra las aguas del lago y al caer la lámpara se desencadenó la malaventura con el cielo pintado por la negrura de la noche. La enorme cortina de humo tapaba la desventura de los aterrados pobladores, se destruyeron 300 palafitos y con una posible suma de mil muertos marcó el final de ese pintoresco caserío, hablaba don Omar.
Cuando esta desgracia sucedió Ciudad Ojeda tenía dos años de fundada.
Primeras viviendas
En una de sus crónicas don Omar cuenta como fueron los inicios de Ciudad Ojeda. Las primeras 20 casas, fueron terminadas en el mes de diciembre de 1938.
Otras 30 viviendas de mediana capacidad y 18 pequeñas quedaron listas en junio de 1939, conjuntamente con parte de los servicios públicos indispensables, los cuales fueron oportunamente entregados al director de Obras Públicas del Estado, entonces, ingeniero Germán Rivas Otero.
El presidente del estado Zulia, Dr. Manuel Maldonado recibido el 9 de junio de 1939 la primera etapa del proyecto Ciudad Ojeda, pero aún muy pocas familias en Lagunillas aceptaban mudarse.
En estos 975 km² de territorio cohabitan personas alegres y dicharacheras quienes hacen de los malos ratos un chiste rápido. Ese gozo es parte de nuestra idiosincrasia.
A pesar del abrazador calor que hace aquí y de sus defectos yo la he aprendido a querer.

2 comentarios:

  1. Tuve la oportunidad desde muy pequeña, mis hermano también, conocer la historia de nuestro municipio, me la relato mi abuelo materno (papá), ahora que el partió anhelo escuchar de nuevo la manera como se identificaba con estas tierras a pesar que el era nativo de Maracaibo (Municipio San Francisco). En ese entonces era piragüero y conocía estas costas y el comienzo de la industria petrolera. Pregúnteme si no me siento identificada con a tierra que me vio nace y crecer.....? Agnis Zambrano.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante, te felicito, también la foto es muy buena, enviámela por favor a mi correo.
    Saludos

    ResponderEliminar

¡Bienvenido!
Déjame tu comentario.
¡Por favor! Pon tu nombre y apellido
Los comentarios anónimos o insultantes no son permitidos y serán borrados.
¡Gracias por tu atención!
Espero que el contenido de este blog sea de tu agrado. Siempre regresa a dar un vistazo.