sábado, 9 de febrero de 2013

Evita desperdiciar agua


Iraima Rivera

Publicado en la revista A Todo Calor en el año 2004

La escasez de agua es una realidad con la que conviven a diario los habitantes de las zonas del planeta afectadas por sequía endémica. Las necesidades crecientes de la población, los cambios climáticos y la alarmante contaminación de ríos y acuíferos subterráneos hicieron sonar la alarma en el planeta.
La insuficiencia del vital líquido se debe a múltiples factores: la reducción del agua de lluvia en relación a la que se evapora, las grandes fluctuaciones interanuales en el agua de lluvia, la degradación de la permeabilidad de la tierra a causa de la mala gestión de la misma. Esto último da como resultado cosechas arruinadas, hambre y desertización. El aumento de las necesidades de la población frente a una disponibilidad limitada de la cantidad de agua tendrá como resultado la búsqueda desesperada de este elemento por parte de los menos favorecidos.
El ser humano no puede vivir normalmente si no dispone al menos de 20 litros de agua al día. Los habitantes de los países ricos consumen 12 veces más para mejorar su higiene y comodidad (ducha diaria, riego del jardín, lavado del auto).
En lo que se refiere a la geopolítica del agua, la construcción de embalses en algunos de los numerosos ríos cuyo curso es compartido por dos o más países provoca numerosos conflictos por el aprovechamiento de su caudal. Los embolsamientos subterráneos de agua tampoco se detienen ante las fronteras.
El primero que lo explota lo hace con mayor profusión y amenaza los recursos de sus vecinos. Esta situación de ventaja se ve contrapesada por las tensiones que genera la posesión de un bien escaso. Las disputas que generan las estrategias desplegadas para controlarlo pueden conducir a guerras por el agua.
Aumentar la permeabilidad del suelo
Las más necesarias se basan en la integración de la gestión del suelo. Es necesario aumentar su permeabilidad y la cantidad de agua disponible en el estrato donde se hallan las raíces.
También tiene que incrementarse el aprovechamiento del agua utilizable, reduciendo al mínimo las pérdidas improductivas. El propósito es llegar a la máxima producción por unidad de agua, en vez de unidad de tierra.
La falta del vital líquido restringirá la mayoría de las actividades de la sociedad dependientes de ella. Los países con escasez tendrán que aprovechar los recursos de los que estén bien provistos.
¿Cómo conservar el agua?
Tenemos que ser conscientes de cómo y cuánta agua gastamos. Es nuestra obligación evitar el desperdicio de agua en nuestra casa y en la de nuestros familiares. A continuación se describen algunas sugerencias para evitar el desperdicio en los hogares.
1) No debemos dejar las llaves abiertas mientras nos enjabonamos el cuerpo, cepillamos los dientes o lavamos la ropa y los platos. Los cientos de litros de agua potable que se desperdician, no se recuperarán jamás.
2) No debemos permitir que algún tubo quede goteando porque con sólo una gota de agua que caiga por segundo hemos desperdiciado en un día 30 litros de agua potable.
3) Debemos reducir el volumen de agua que se gasta en el sanitario. Si introducimos una botella llena de arena, bien cerrada, en el tanque cada vez que bajamos la palanca se ahorrará en agua el volumen que ocupa la botella. También se pueden instalar en los baños sanitarios de bajo consumo de agua, los cuales son costosos, pero vale la pena hacerlo por el ambiente.
4) Cuando lavamos el carro usemos un balde con agua en lugar del chorro de la manguera, que desperdicia gran cantidad de agua potable. Esta podría servir para el aseo personal o como bebida.
5) No debemos bañarnos en tina porque se gasta más agua potable que si lo hiciéramos con la ducha.
6) No debemos regar el jardín cuando hace mucho sol porque de esta manera el agua se evaporará más rápido y las plantas no la aprovecharán. Es mejor regarlas en la mañana o en la noche.
7) Cuando llueva coloquemos recipientes limpios para recoger el agua ésta puede servir para realizar algunas tareas domésticas como lavar los platos, la ropa, aseo personal o lavar el auto.
Conservemos este recurso porque la raza humana podría desaparecer por la falencia de este recurso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenido!
Déjame tu comentario.
¡Por favor! Pon tu nombre y apellido
Los comentarios anónimos o insultantes no son permitidos y serán borrados.
¡Gracias por tu atención!
Espero que el contenido de este blog sea de tu agrado. Siempre regresa a dar un vistazo.