martes, 22 de abril de 2014

Trabajar por lo que uno quiere

Tomado de Inpirulina
Por Marisela Toro Abascal
Para lograr la felicidad primero hay que perseguirla. De nada vale la pena lamentarse por lo que no se tiene si no se lucha por lo que se aspira.
Para este nuevo año hay que decir sí a los sueños, ¿Qué estamos haciendo en estos momentos? ¿Estamos realizando exactamente lo que queremos, lo que nos hace  felices?
Pasamos gran parte de nuestros días trabajando duro, muy duro sin pensar en otra cosa más que lleguen las vacaciones para cortar con el agobio de la oficina. En este mundo profesional tan competitivo, apenas nos alcanza el tiempo para detenernos a pensar en aquellos maravillosos proyectos que algún día soñamos con ejecutar. Pasa tan rápido el abrumante tiempo, que ya no hay cabida en nuestras mentes para creer en lo que en realidad nos gustaría hacer.
Estamos siendo arrastrados por una especie de huracán profesional donde se nos ha hecho común ver personajes ambiciosos alcanzar posiciones importantes sin escrúpulo alguno. Peor aún. Hemos visto situaciones injustas y no hemos manifestado muestras de incomodidad. ¿Qué nos ha estado sucediendo? Tal vez hemos desviado el concepto de perseguir la felicidad por el de alcanzar nuestras ambiciones. Luchamos y luchamos por llegar a nuestras metas sin disfrutar los momentos que vivimos para alcanzarla.
Me siento tan incluida en estos aspectos, que en este año que recién comienza, me propongo reconectar lo que me apasiona con mi trabajo, entendiendo que esa maravillosa aldea global que alguna vez  imagino Mc Luhan está cargada de “ahoras” e “inmediatos” para disfrutarlos al máximo.
En esta nueva era en la que pertenecen mis hijas, me propongo vivir más el camino que llegar a la meta final. Así como ellas lo hacen: reconociendo oportunidades dentro de sus pasiones en un mundo donde las comunicaciones son la nueva fuerza colectiva. Desde una base repleta de igualdad y de mutuo respeto. Comprendiendo más y juzgando menos.
Les confieso que esta reflexión no me ha resultado fácil. Sin embargo, ha brotado con fluidez. Quizá sea porque escribir es una de esas pasiones que me hacen vivir el presente sin pensar en las metas a futuro, lo que me hace supremamente feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenido!
Déjame tu comentario.
¡Por favor! Pon tu nombre y apellido
Los comentarios anónimos o insultantes no son permitidos y serán borrados.
¡Gracias por tu atención!
Espero que el contenido de este blog sea de tu agrado. Siempre regresa a dar un vistazo.