domingo, 27 de septiembre de 2015

Manual para vivir desenrollado

Iraima Rivera
A continuación te presento una serie de premisas que te ayudarán a manejar tus relaciones.
Si algo no sirve, deséchalo.
No le preste atención a las habladurías.
No te apegues a lo material porque es efímero.
Húyele a las personas que irradian negatividad.
Sacúdete a los quejumbrosos.
No te enfrasques en lo imposible.
Trabaja con la aceptación y dejarás de sufrir.
Tú tienes la solución de tus problemas en tus manos.
Se atrevido y valiente cuando te toque serlo.
La cobardía coarta tu voluntad, por eso pierdes oportunidades valiosas que pueden marcar un nuevo rumbo en tu vida.
Transforma el miedo un motor para impulsarte.
Atrévete a salir de la rutina, experimenta algo nuevo y no morirás por el aburrimiento.
Cuando debes terminar una relación que te hace miserable, hazlo sin mirar atrás.
Ama sin reserva, pero no de forma pendeja.
Besa mucho.
Abraza a quien amas.
¡¡¡Diviértete!!!
No le preste atención a los saboteadores de oficio porque ellos se alimentan de tu fracaso.
Detente a oír y ver lo que pasa a tu alrededor.
Conoce nuevos lugares y amistades.
Pégale cacho una vez a la semana a tu nueva dieta, eso te hará feliz.
No comas en exceso, solo lo suficiente para sentirte satisfecho.
Aprende a decir <<no>> en el momento justo.
Ten paciencia.
Tómate tiempo para organizar lo que tienes pendiente.
Siéntate a pensar.
Nada de procrastinar.
No seas perfeccionista porque vas a arruinar tu existencia.
No discrimines.
No odies.
Defiende quien eres, lo que crees y tus derechos. En pocas palabras se asertivo.
Tienes derecho a cambiar de juicio.
Tienes derecho a equivocarte.
Se respetuoso.
Se amable.
Se amoroso.
Se solidario.
Se sincero.
Se ordenado.
Se optimista.
Trabaja con la aceptación y dejarás de sufrir.
No maltrates a nadie.
No aceptes que te menosprecien.
Acepta las sugerencias y los consejos.
Ten una mascota, ella te enseñará a amar incondicionalmente.
Enseña a amar a los que te rodean.
No huyas de los problemas porque siempre te perseguirán.
Cuida tu cuerpo y serás longevo.
Lee de todo y serás buen conversador.
Limpia tu alma de vez en cuando para tener paz interior.
Reconcíliate con quien hayas peleado.
Vive y deja vivir.
Busca dentro de ti motivos para ser feliz.
Y lo más importante: ámate a ti mismo, tal como eres porque tus imperfecciones te hacen único.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Bienvenido!
Déjame tu comentario.
¡Por favor! Pon tu nombre y apellido
Los comentarios anónimos o insultantes no son permitidos y serán borrados.
¡Gracias por tu atención!
Espero que el contenido de este blog sea de tu agrado. Siempre regresa a dar un vistazo.